PATOLOGÍA DE APLACADOS EN FACHADA. MALA EJECUCIÓN Y CONSECUENCIAS.

Con frecuencia observamos en los revestimientos de fachada discontinuos, tanto de piedra natural como en aplacados cerámicos, el desprendimiento de las piezas que forman dicha unidad de obra. Pues bien en esta entrada de blog vamos a indicar una de las causas más frecuentes que dan lugar a esta patología.

Una de las principales causas que dan lugar al desprendimiento de aplacados de fachada es la puesta en obra de estos elementos. Con frecuencia observamos que la colocación del aplacado se realiza mediante el conocido sistema de “A PEGOTE”, tan conocido como erróneo.

Consiste en la colocación mediante pelladas o pegotes de mortero o adhesivo sobre la pieza del aplacado y posteriormente colocando ésta sobre la fachada a revestir. Vemos en las siguientes imágenes el sistema descrito.

CAM02781

Detalle de pelladas de material de agarre

CAM02780

Detalle de pelladas de material de agarre

Observamos en las dos imágenes anteriores como se han colocado los pegotes de mortero o adhesivo de manera que solo un porcentaje de la pieza a colocar está en contacto con el material de agarre limitando la adherencia de la misma sobre el soporte.

La consecuencia directa es el desprendimiento del propio aplacado sin aviso previo por dos causas.

La primera de ellas es el desprendimiento de la placa “Limpia” es decir, la placa se cae dejando adherido el material de agarre al soporte, siendo la causa principal la falta de adherencia entre éste y el aplacado.

CAM02786

Detalle de material de agarre sobre el soporte

CAM02787

Detalle de placas “Limpias”

La segunda de ellas es el desprendimiento de la placa “Sucia”, que a diferencia del caso anterior la placa se desprende por falta de adherencia entre el material de agarre y el soporte debido a una falta de preparación del soporte o por la poca rugosidad del mismo que limita la adherencia.

CAM02779

Detalle de soporte limpio de material de agarre

CAM02782

Detalle de placa “Sucia” de material de agarre

Con este pequeño resumen esperamos que en vuestras obras no os coloquen los aplacados de esta manera incorrecta que dé lugar a daños no deseados.

Para acabar esta primera entrada del año, informar que existen diferentes sistemas de colocación de aplacados sobre fachadas que evitan esta patología descrita, que serán motivo de otra entrega en nuestro blog.

Un saludo